jueves, 18 de junio de 2015

Gora Zapata, cabrones!


Ahora Madrid gobierna en Madrid con ese olor a Tierno Galván de naftalina y con ese miedo a perder capacidad de influencia, votos y poder. Montoro pone firmes a Colau y a Carmena marcándoles la línea blanca de la legalidad con la tiza de maestro nacional de la prepotencia. 

Se manejan los códigos de lo políticamente correcto siguiendo las directrices de Alfon pero al revés: el miedo no ha cambiado de bando. Guillermo Zapata dimite por unos tuits "ofensivos". Pujalte no dimitió cuando exigió partiéndose el culo en un pleno del congreso de los diputados que Zapatero sacara a pasear a su abuelo republicano fusilado por los fascistas en el 36. De aquí en adelante llegarán más inquinas y exigencias hacia cosas que ellos mismos no se exigen. Ahora está contra las cuerdas la portavoz del gobierno municipal madrileño. Hace cuatro años exigió en la Complutense que salieran los crucifijos de la universidad tetas en ristre. Seguramente lo peor de esta historia no sea la dimisión de Zapata. Lo peor más bien es la evidencialización del sociologismo franquista que duerme todavía bajo la conciencia del pueblo español y que connaturaliza todo lo que el PP y sus secuaces considera natural e incluso biológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario