martes, 20 de noviembre de 2012

Paradojas de la clase media y propietaria




Han sido necesarios cuatro, cinco suicidios, no llevo la cuenta, para que el gobierno del reino de españa y la oposición le "echen cuenta" al asunto de los 350.000 desahucios anuales que se producen en el estado. La nueva ley para aflojar esta presión de querer tirarse por la ventana, la calle se les desmadra, y ya no son dueños de la calle como le gustaba decir a Fraga en épocas remotas, es una moratoria, como la carencia de un préstamo pero sin tener que pagar los intereses, por el momento, nadie regala nada. 

El secretario judicial de turno ahora no llegará a la casa que se encuentra en proceso de desahucio con los maderos o munipas y los cerrajeros encargados de abrir y sellar la puerta, ahora llegará en forma de notificación en la que se expondrá algo así, "durante dos años usted puede seguir viviendo como si nada en esta casa que ya es nuestra, es decir, de su banco y del de más gente, no pagará intereses, es decir que los intereses que usted va debiendo los pagará al cabo de dos años y más adelante y no pagará durante los próximos dos años el grueso de las amortizaciones del préstamo hipotecario que formalizó con nuestra entidad para efectuar la compra de la vivienda en la que usted reside."

Eso quiere decir que durante este tiempo de moratoria el mundo se detendrá y los bancos que eran tan malos ya no serán tan malos, pero ¿qué pasará después, al cabo de estos 2 años?, pues que los intereses subirán y se reestructurará la deuda de los paradesahuciados de manera brutal y los predesahuciados serán masivos. De todas formas las "entidades financieras" avanzarán una de sus mágicas soluciones, "usted no va a acabar en la calle por no poder pagar el piso que sobretasamos en su día en un 40% más para formalizar con usted un préstamo en torno a ese 40% más, usted ya no es propietario de ese piso, pero usted puede seguir viviendo aquí como inquilino, solamente tiene que firmar este contrato de alquiler y todo solucionado, dese cuenta que la cuota de alquiler es baja ya que esto es un alquiler social", ¡qué bien hablan los banqueros cuando tratan de robarte!, pararán los desahucios, es cierto, o puede que sea cierto, se convertirán en propietarios de 2 millones de viviendas y reestructurarán de nuevo la deuda en forma de sobreprestamos llamados alquileres de nuevo signo con cuota social. "te robo tu propiedad y te realquilo en tu propiedad que ahora es mía"

A nadie se le ha ocurrido, porque no interesa, y menos a este gobierno, utilizar las soluciones que se utilizan para otro tipo de bancarrotas o suspensión de pagos, como las que se suceden diariamente en empresas y en países. ¿Por qué no permitir a propietarios de viviendas que llevan tiempo sin poder satisfacer las cuotas de su hipoteca que se declaren en bancarrota y que puedan reestructurar su deuda renegociándola con una quita proporcional al sobrecosto que los tasadores impusieron en su día al piso hipotecado?, es decir, ¿por qué no recalcular el precio del piso a coste actual, sin la hinchazón de la burbuja y que ese precio figure en una nueva computación hipotecaria de tal forma que se readecúe el coste del préstamo al valor real de hoy de la vivienda, y las nuevas cuotas se hagan asumibles, sin perder en ningún caso la propiedad hipotecada?

¡Porque todo se iría a la mierda!, diría cualquier economista.
¿Y por qué todo se iría a la mierda si hacemos eso? Porque nadie está dispuesto a devaluarse en un 40%. Y si una casa hoy vale un 40% menos y eso se refleja en una nueva reestructuración hipotecaria: en el balance de la entidad financiera aparece una pérdida de un 40% y en el balance del patrimonio de esa familia endeudada aparece un agujero patrimonial de un 40% se pague ese 40% tras una moratoria de 2 años o se efectúe la quita del 40% ahora y no se pague. 

Toda una vida trabajando para tener una casa que al final de la vida vale un 40% menos de lo que debería valer.

Casi todas las reflexiones actuales circulan en torno a presupuestos y razonamientos puramente economicistas, no hay alternativa. Quisimos ser propietarios, y ahora somos propietarios -40%, quisimos ser clase media y ahora somos (CM-40)/100=CCLPP, donde CM= Clase Media y CCLPPT= Clase casi lumpen pero propietaria todavía.
Soluciones no hay.

Esto va a ser brutal. Solo queda conseguir instrumentalizar el descontento social  hacia una respuesta revolucionaria contundente. Pero eso va a ser imposible. Porque el sueño de mucha movilización actual es de base pura y exclusivamente economicista, "soñé con ser propietario y pelearé en la calle para no dejar de ser propietario", ahí es donde hay que accionar el resorte primero de la revolución, sin tocar eso no se tocará nada.

3 comentarios:

  1. La quita y bancarrota parecen una buena opción, pero hablamos de casas y ahí empiezan los problemas ¿Por qué? Porque esa revalorización de las viviendas debería hacerse sobre todas las que tienen una hipoteca para ser socialmente aceptada. De no ser así, mi vecino que se ha quedado sin trabajo ahora sólo tiene que pagar la mitad de su casa y yo que las paso putas para llegar a fin de mes tengo que seguir pagando la mía que está sobrevalorada durante 30 años más. Uno podría pensar que con las empresas no pasa, nadie quiere irse a la bancarrota pero no es igual. Una empresa es una fuente de ingresos que compensa mantener, la bancarrota supone pérdidas. sin embargo una casa no supone una fuente de beneficios más allá del uso y disfrute, si me quedo en bancarrota porque he perdido el trabajo, de repente debo 20 millones menos al banco. Luego encuentro otro trabajo y tengo la vida mejor solucionada.
    Y no nos olvidemos de otro factor, la gente seguiría especulando. Ahora que mi casa la estoy pagando por la mitad, en cuanto pueda la vendo por encima de ese valor y me compro otra mejor...
    La mora pactada es una estafa, estoy de acuerdo. ¿Qué queda entonces? A lo mejor lo importante es poder tener derecho a vivir en una casa y no ser propietario de ella. Igual hay que controlar los precios de venta, a lo mejor hay que limitar las hipotecas, a lo mejor hay que castigar tener casas vacías y sobre todo garantizar que a nadie le va a faltar un buen techo, sea suyo, del banco o del estado. Lo importante es poder vivir bien, no acumular propiedades... pero estoy de acuerdo que eso exige un cambio de mentalidad que veo lejos.

    ResponderEliminar
  2. Lo importante creo que pasa como bien dices por poder tener derecho a vivir en una casa y no ser propietario. Pero para llegar a ese momento..., antes muta la especie que la mentalidad de la especie.

    ResponderEliminar