jueves, 12 de julio de 2012

Cáustico




Frases lapidarias escuchadas infinidad de veces desde el 99 hasta el 2010, y que en sí mismas contienen la causa y razón de ser de esta despolitizada y consumista población borrega que calla y otorga y solamente piensa en su hipoteca y en su carrito de la compra cada vez más exiguo: 
"Alquilar es tirar el dinero", 
"Ayer firmé las escrituras de mi casa. Hoy ya he ganado 2 millones de pesetas", 
"Con la tasa que le han hecho a la vivienda el banco me da para la cocina, el salón y el cuarto de mi niño que ya está en camino", 
"Paso de manifas", 
"Yo, a lo mío"; 
"Esos argentinos son unos pringaos, aquí esas cosas no pasan"; 
"Los griegos son unos vagos por eso les pasa lo que les pasa"
"Mañana cambio de coche, el que tengo ya está viejo (5 años)", 
"Los políticos son todos iguales", 
"Eso es política, yo paso de la política", 
"Si solo son 35 años, ¡como dios!" 
"¡Euribor más uno y medio, ¿y a ti?"; 
"220000 euros, la verdad es que no es mucho, comparado con...".

Años después, o sea, hoy, todavía proliferan ese tipo de frases borreguiles:

"¡Me ha tocado una VPO!" (Vas a pagar 220000 euros por ella, está a tomar por culo y su precio real a día de hoy no supera los 80000 euros), 
"Yo les quitaba las ayudas a los mineros ya, ¡ a ver que se han creído!, con la que está cayendo que se dejen de ayudas"; 
"¡Qué no hagan política con el fútbol, que el fútbol no es política!, ¡Oeoeoeoe!", 
"¡Lo que tiene que hacer la gente es trabajar, como yo, a ver si tu te piensas que...!", ¡Es que,..., es verdad, hemos vivido por encima de nuestras posibilidades!, y nos ha pasado lo que nos tenía que pasar.
"¡Lo que ocurre es que la gente no quiere trabajar!"¡Que metan horas extras, como yo, a ver si se creen que...!",
"¡Que no, que si no se vende pues no se vende, pagué 24 millones por el piso y no lo voy a regalar por 25, eso es perder dinero, y alquilarlo, ni de coñá, para que te vengan cuatro moros o dos sudacas con niño que lo dejan todo hecho una mierda y no los sacas de allí ni a tiros, ¡que es mi piso!, (nota: ese ¡que es mi piso! es cáustico*, ¡si se lo debes al banco, gilipollas!) 

En fin. Grato día el de hoy, maravilloso sol, y maravillosa existencia.

Volverán las oscuras golondrinas...

*Cáustico: En química, se dice que un producto es cáustico cuando quema los tejidos orgánicos. Estos productos pueden ser tanto ácidos como bases, orgánicos o inorgánicos. Normalmente los metales alcalinos, los metales alcalinotérreos y los hidróxidos suelen ser cáusticos. Algunos ejemplos son el hidróxido de sodio (sosa o soda cáustica), el hidróxido de potasio (potasa cáustica), y el nitrato de plata. (Fuente: Wikipedia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario