viernes, 8 de mayo de 2009

LA ÉTICA DE LA TRAICIÓN. Javier Cercas ha publicado un libro portentoso, "Anatomía de un instante", en Mondadori. Recomendable. Altamente recomendable

Javier Cercas ha publicado un libro portentoso, "Anatomía de un instante", en Mondadori. Recomendable. Altamente recomendable. Es quizá el libro necesario para entender la Historia de España de estos últimos treinta años, y no solo eso, la historia de este país sometido a golpes de Estado de diversa índole desde tiempos inmemoriales. Cercas pensó en publicar el libro, él lo ha declarado, bajo otro tíulo. Este iba a llamarse "La ética de la traición". Porque una de las vigas maestras del libro no es otra que el análisis de las distintas éticas de los hombres, la ética de los políticos y la ética del resto de los mortales. Difieren una y otra. La ética de los políticos puede y parece que según Cercas debe estar marcada por esos planteamientos Weberianos y Maquiavélicos que permiten que un hombre renuncie y traiciones sus ideales y principios en bien de un futuro, "Traicionar el pasado para asegurar el futuro". Más o menos lo dice de esta manera. El libro y una de sus vigas maestras, como digo, pivota en torno al desarrollo de tres traiciones. La de Adolfo Suárez, que traiciona al Movimiento Nacional, al Falangismo, la de Gutiérrez Mellado, que traiciona al ejército de Franco y la de Santiago Carrillo que traicion al Partido Comunista de España y a su vez a una parte importante de la lucha antifranquista de este país, cuando entendemos que esta se ha pergueñado casi toda ella en torno al partido comunista. En sus quinientas y algo de páginas este libro rescata visiones y miradas sobre el 23 F y descubre lo que todos vimos pero nadie vio. A partir de un análisis del documental de asalto al congreso por parte de Tejero y sus secuaces, desarrolla la trama de una novela, porque esto es una novela, hay que decirlo, sobre tres personajes que tienen que traicionarse a sí mismos para no traicionar a su país. Es un libro valiente y que debe medirse a gran escala y con una óptica de temporalidad, es decir, debe ser medido con la vista puesta en el futuro porque este libro ha hecho una muesca importante en los libros de historia y en la novelística española de comienzos del Siglo XXI. Me pareció fruto de la emoción del momento pero cada día estoy más de acuerdo con la exclamación de Jordi Gracia en su artículo de EL PAIS, poco después de que saliera este libro, " es un clásico del siglo XXI". Tiene razón. Mucha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario